DELÍRIKA DERIVA | KALI

Mil veces me preguntaron a donde me dirigía,

hacia donde conducía mi futuro sujetado al presente.

Me limito cada día a vivir mi elegía.

épica y delírika deriva

Me sujeto a mis pies, que nunca me falten

a mis sueños, ke bien me hacen…

 

Entre la calma y la histeria

forjé mi evasión,

volátil quedó mi mente.

Quise eskapar de la alienante invasión,

perpleja ante tanto incidente,

inkieta por derrocar su nación,

trastokada, cautiva entre tanto incidente,

delírika deriva tomó rumbo mi mente.

Quizás un día sea silbido o canción

en el mar ke escuchó a este perdido corazón

al norte de la esperanza y la utopía inminente

 

Entre la jauría y el hastío

mi voz se prestó disidente.

 

Siempre keda lo vivido

para aprender de lo ya sabido

si mi tiempo vuela

que vuele conmigo…contigo

Porto luz en una vieja vela,

vela de cáñamo al soplo de nuevos vientos

barco de papel contra olas de rekuerdos

contra toda norma y miedos

viaje a lo lejos donde ni temo ni pierdo

 

Aguas negras, verdes y azules

me llevaron al lado de los valientes

armados de gaitas y laúdes,

magos de artes inertes,

revolución en pinceladas hirientes,

sin mochila, maleta ni baúles,

soltando cabos en las mentes.

 

Mil veces me preguntaron a dónde me dirijo…

¡diantres! ¡a huir de mi eskondrijo!

¡a resolver el acertijo!

¿hacia qué futuro conduzko mis pasos?

Sin hacer quedaron los esforzados cometidos,

jamás creí ke me regalarían el status prometido,

 

solo kiero amar lo bien vivido,

amar la vida y vivirla komo la más bella.

 

Disidente de la absurda realidad cimentada…

Solo kiero vivir lo bien amado,

ke la vida de un pájaro pasara en un silbido,

silbido de dulces flautas a los 4 vientos

resonando en boskes y montañas

allá donde dirijo mis hazañas.

 

Hazañas de hombre herido

en cien destinos prohibidos,

ke hicieron de mi alma

un roble ke nunca se hunde,

ke nunka kema, ke nunca sucumbe.

 

Libera el ancla amigo

ke sujeta presa la libertad de tu destino.

Camina ya sin miedo.

Navega sin rumbo, podrás verlo,

pues ya no estarás ciego para vivirlo,

sin jakekas ni arreglos.

Sin ansiedad ni apestosas apariencias.

Sin tener ke callar ante tanta indecencia.

 

Lucha tempestades, atrévete a surcar los mares,

brinda luz en kautivas amistades…

Liberemos el mundo, en mil luchas contra tantas falsedades.

 

Delírika Deriva! Salgan de las ciudades!

KALI

[ ] | GUILLERMO ALEGRE

Me quedaré regando mi alma

para ver si reverdece.

 

Quizá la existencia venga del rayo

que separe mi sombra en dos

y sólo la lluvia

sea el pegamento del delirio.

 

Quizá rechace la inmediatez

para renacer la incertidumbre

que cesa el corazón,

la libertad de expresión

y la combustión de los suburbios.

 

Me quedaré la duda de la cuestión

para ver cómo me afectan

tus hechizos.

 

Me quedaré cuestionando la duda

para ver cómo escuece.

GUILLERMO ALEGRE

ME QUITO | ANDRÉS SÁNCHEZ

Me voy a quitar la vida.

Esta vida.

 

Me voy a quitar la mirada sucia.

Me voy a quitar el cabreo instante.

Me voy a quitar la culpa perpetua.

Me voy a quitar el miedo a ser.

Me voy a quitar a la gente tóxica.

 

Me voy a quitar de en medio de esta carretera donde los accidentes son por selfies y no por velocidad.

 

Me voy a quitar del espejo y voy a romper todo aquel objeto que se use para masturbar el ego.

 

Me voy a quitar de delante.

Me voy a quitar de detrás.

Me voy a quitar de hacer daño.

Me voy a quitar de dejar pasar la vida sin saborearla.

 

Me voy a quitar de aguantar a quien no respeta.

 

Me voy a quitar de pensamientos heredados del tubo.

 

Me voy a quitar de palabras nacidas de tu voz y tus golpes.

 

Me voy a quitar cualquier vestido que me pongan.

Me voy a quitar la piel que habito, para habitar mi piel.

Me voy a quitar la última peli de, el último disco de, el último gol de…

 

Me voy a quitar la ropa y voy a besarte.

 

Me voy a quitar de rumores, dimes y diretes.

Me voy a quitar de al lado de los que siempre la culpan a ella, de los que siempre les culpan a ellos, de los que nunca se culpan.

 

Me voy a quitar las máscaras para ser barato y honesto.

Me voy a quitar de callar y ser parte de la brutalidad.

Me voy a quitar la CNN para poder llorar, por fin, desconsoladamente.

 

Me voy a quitar.

Me voy a quitar la vida.

Esta vida.

 

Porque tengo muchas cosas que ponerme y no tengo hueco en el armario para tanta mentira.

ANDRÉS SÁNCHEZ

2:33 | ANA PALANIUK

Como dijo Pedro Andreu:

 

“Quién me abrirá el estómago

que todavía duele

tan a ti en ocasiones”.

 

Aún sigo buscando mar por las ventanas

como si fuera a aparecer en esta cochina ciudad

un poco de luz

para ver si así resistimos otra mañana

un poco de calma

algo que no nos haga necesitar aferrarnos

a cada irresoluta, fría y lisérgica madrugada.

 

Vuelven a zarpear los cristales de los ojos todos los cuervos que no fueron capaces de extirparlos y yo no sé si abrazarme al hielo o si dejarme caer como un Iceberg más.

 

Ya sabes,

23 metros de altura,

23 meses de hospital,

23, jueves, te marchas,

2:33, cada vez que te dejas observar

(intachable témpano de noche, yo tampoco lo puedo olvidar).

 

Propón a la muchacha del espejo que se largue,

aquí no tiene nada que hacer.

Hace mucho que no la quisimos,

tampoco he sido capaz de llegarla a reconocer.

Quizá haga un poco más de frío.

Quizá, solo quizá,

la vida que queramos y la que tengamos

persista y fluya,

como tu piel y todos esos ríos

que un día escapan de tu boca

cuando tus ganas y mi ausencia de dudas

chocan en el mismo camino,

cuando te descubro los ojos

y pienso:

 

“No eres mío

pero quédate,

joder,

desde que estás aquí,

sonrío”.

ANA PALANIUK